Vinos y pinchos en la calle San Juan de Logroño

Vinos y pinchos en Logroño

La ciudadde Logroño es bien conocida por sus vinos y sus pinchos. En lo de los vinos el conocimiento no viene tanto por ser ciudad de vinos, pues Logroño nunca se destacó por ser localidad especialmente vinícola, si no por ser la ciudad más importante de La Rioja,  pese a que la auténtica capital del vino de Rioja es Haro.

Lo de los pinchos sí es un reconocimiento legítimo, deudor de la tradición de pinchos de la ciudad, entroncada con la cultura del pincho de todo el norte del país, tan diferente a la cultura de las tapas gratuitas de zonas más meridionales.

Casi todo el mundo conoce la calle Laurel, aunque la verdadera calle de pinchos es la Travesía de la Laurel, pero hay otra calle más desconocida que también encierra muchos tesoros, la travesía de San Juan.

CALLE SAN JUAN DE LOGROÑO

A la calle San Juan se accede por las travesías de San Juan y 011erías, calles Marqués de Vallejo y Carmen, y por el Muro del Carmen. Esta calle estuvo cerrada y su nombre era Calle Ollerías Bajas estando el gremio de los “olleros» allí situado.

Hasta mediados del s. XIX, San Juan no tenía salida al Muro del Carmen. En 1855 se consiguió derribar el edificio que lo cerraba, tras alegar el ayuntamiento que dicha calle no tenía suficiente ‘ventilación”.

La imagen de San Juan estaba ubicada en la famosa posada del Gallo. Actualmente‘se ha restaurado y durante sus famosas fiestas (24 de Junio) se exhibe sobre un altar con flores. Durante esta fiesta los vecinos sacan a la calle sus mesas para cenar a lo largo de ella y nombran un alcalde y un alguacil de fiestas que se ocupan de organizar todos los eventos.

image